DALLAS, Estados Unidos.- Una Corte Federal de Apelaciones desechó ayer la orden judicial que mantenía suspendida la ejecución del reo mexicano Ramiro Hernández Llanas, de 44 años, lo que dio luz verde a Texas para aplicarle el castigo capital este 9 de abril por un homicidio cometido en 1997.

 

El Consulado General de México en Houston, Texas tramitó y consiguió visas humanitarias para que dos hermanas de Ramiro Hernández Llanas, estén con él sus últimos días de vida. El permiso migratorio es de 10 días.

 

Nancy Hernández Llanas, de 33 años, hermana menor de quien se convertirá en el segundo mexicano originario de Nuevo Laredo, en recibir la pena máxima, viajará junto con su familia a la prisión de Livingston, Texas.

 

“Es una visa que me dieron especial pos´ para ir a ver a mi hermano como yo nunca había pasado, es la primera vez y gracias a Dios que el Consulado de allá este, nos apoyó en esa manera”, comentó Nancy Guadalupe Hernández Llamas.

 

Su hermano está preso desde hace 17 años por el asesinato de un profesor y violación de la esposa de éste.

 

“Es mi primera vez que voy irlo a ver a él y pos´ quiero hablar muchas cosas con él veda, pues yo estaba muy chica pero pos’ como quiera me acuerdo poquito de él”.

 

Con la ejecución del neolaredense por primera vez en la historia de la pena capital, Texas aplicará la inyección letal a dos ciudadanos mexicanos en el mismo año.

 

Edgar Tamayo Arias fue ejecutado el pasado 22 de enero.

 

En la casa de Ramiro, ubicada en la colonia Militar, se respira un ambiente de tristeza.  Su madre Martha Llanas Zamora, de 75 años, espera la muerte de su hijo desde 1997 fecha en que fue condenado a muerte.

 

“Tendré que estar en un lado de mijo visitándolo y pidiéndole como siempre me la he pasado día y noche pidiéndole a un Dios todo poderoso por él”, dijo Martha Llanas Zamora, madre de Ramiro.

 

En las próximas horas la Corte Suprema de Estados Unidos decidirá si acepta o rechaza una Apelación para aplazar la ejecución de Ramiro Hernández.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *